miércoles, 27 de agosto de 2008

6.-El niño divino


Es la imagen arquetípica de la fuerza regeneradora que lleva al hombre a la individuación. Simboliza lo verdadero en nosotros el aspecto que integra la totalidad de nuestro ser. Se opone a las limitaciones del ego.. En los sueños puede aparecer como un pequeño niño o un bebé que a pesar de su apariencia de inocencia y vulnerabilidad posee una fuerza transformadora.
Esta imagen nos lleva a un reencuentro con lo que fuimos en otro momento y de lo cual pudimos habernos alejado.

No hay comentarios: