lunes, 8 de diciembre de 2008

Los individuos viven en su desarrollo momentos especiales, de cambios.
Uno de estos momentos irrepetibles es la adolescencia. Introducirnos en esta etapa instala preguntas y conflictos profundos en relación a nuestra naturaleza como personas. Algunas de estas inquietudes son análogas a la historia del pensamiento y el arte y han sido abordados como temas inspiradores. Revisar la mirada de los impresionistas, del movimiento surrealista, del cubismo, simbolismo y de muchas formas de interrogarnos y explorar la sensibilidad creativa humana, nos invita a transfigurar la realidad, a resolver nuestras inquietudes e incertidumbres con la esa capacidad creativa que nos distingue en nuestra naturaleza y que todo individuo posee.
Victoria Susana, 2008

No hay comentarios: