viernes, 17 de septiembre de 2010

Arte terapia


Los seres humanos necesitamos experimentar  satisfacción para sentir una adecuada  calidad de vida y la percepción que esta merece vivirse  Esta forma de vivenciarnos como seres satisfechos es  resultado de una configuración aspectos los cuales se expresan en la posibilidad de desarrollar un proyecto de vida que oriente nuestros deseos, inquietudes y  opciones de una forma integrada.
Las situaciones de la vida cotidiana en ocasiones pueden resultar adversas y apremiantes, generando mecanismos de supervivencia   orientados a privilegiar lo prioritario y que nos permita  sobrevivir en términos emocionales, sociales y fisiológicos .Cuando estos se extienden y se incorporan como una respuesta o patrón inmovilizan una actitud de búsqueda natural, espontánea y necesaria la búsqueda del deseo. Esta incansable energía, que subyace en nuestras acciones nutritivas nos permite ejercer libremente nuestras dimensiones de manera integrada y humana. En un reconocimiento de lo que somos, pensamos, queremos ser, creemos  y sentimos.
En este contexto, el arte en sus amplios aspectos es un  lugar de  dialogo y establece  un espacio mediador entre nuestro yo interno y el espacio de relaciones con nuestros semejantes .El lugar de la  intersubjetividad . Nos propone un  espacio cultural y mediador de las formas que tenemos de ser y estar en el mundo .
La práctica del arte funciona como un ejercicio terapéutico, permite el dominio de   la angustia existencial y nos impulsa a una reorientación de  nuestros  recursos y a retomar las funciones expresivas naturales como la capacidad de desear. Reincorporando asi  los formatos autorreguladores de estos  impulsos.
De este modo es una posibilidad de restitución   recursos adaptativos, sin trauma en los cuales los individuos orientan y moviliza las estrategias de crecimiento y concreción de los proyectos personales.


No hay comentarios: